En relación al anuncio del ministerio del trabajo sobre abordar nuevamente la subida del salario mínimo en el inicio de septiembre, el presidente de la patronal tinerfeña Pedro Alfonso, ha manifestado que no es el momento y que resulta innecesario abordar en tan poco tiempo este tema, sobre todo en la situación actual. Alfonso ha remarcado que una nueva subida del SMI en estos momentos supone un aumento de costes empresariales y que afecta especialmente a actividades económicas en los que la mano de obra supone una gran parte de los costes.

Recordó que las reservas de inversiones por parte de los empresarios han bajado considerablemente lo que evidencia el desplome de los beneficios del sector, especialmente de cara a un trimestre,  que se vislumbra muy complicado a nivel económico.