Ante el anuncio hecho por la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, acerca de la posibilidad de legislar sobre la jornada laboral y que esta finalice a las 18 horas, CEOE considera que, si bien siempre ha estado en favor de la racionalización de horarios y de buscar la conciliación de la vida familiar y laboral, deben tenerse en cuenta dos factores importantes en esta cuestión.

De un lado, no se debe olvidar que existen muchos sectores y empresas, sobre todo de servicios, en los que debe imperar la flexibilidad y que no pueden aplicar rígidamente un determinado horario de cierre. Y de otro, hay que recordar que el ámbito para establecer los horarios laborales debe ser el de la negociación colectiva.