La zona Sur de la Isla de Tenerife incluye las comarcas de Abona, Valle de Güimar y Suroeste, en las que se aglutinan los municipios de Arico, Fasnia, Granadilla de Abona, San Miguel, Vilaflor, Arafo, Candelaria, Güimar, Adeje, Arona, Guía de Isora y Santiago del Teide.

Esta zona concentra dos de las principales actividades económicas de la isla, agricultura y turismo. En cuanto a la primera, la zona cuenta con 6.760 hectáreas, un 37,48% de la superficie de la isla  destinadas al cultivo agrícola.

En relación al turismo, queremos destacar que de los turistas que llegaron a Tenerife en el año 2015, el 80,6% se alojó en el sur de la isla, lo que evidencia la necesidad de articular de manera equilibrada su compleja estructura económica y social.

Para ello, hay que poner en marcha un Plan de Infraestructuras turísticas, que de cara al futuro, permita el mantenimiento e impulso de la competitividad del sector turístico a través de entre otras medidas, el  reequipamiento y rehabilitación de mejora de áreas residenciales y turísticas, la utilización de playas de forma equilibrada y atractiva, la apuesta por la renovación de la planta hotelera obsoleta como forma de mantener la calidad del destino, además la finalización de obras imprescindibles como son la ampliación y mejora del Aeropuerto Reina Sofía, el cierre del anillo insular y la apertura del tercer carril de la autopista.

La zona cuenta además, con la previsión de puesta en funcionamiento de nuevas infraestructuras y equipamientos de rango insular, las cuales servirán de catalizador de las  comunicaciones  de la isla con el exterior. Éstas son el Puerto de Granadilla, que se concibe como la infraestructura portuaria complementaria al puerto de Santa Cruz y su entorno para el abastecimiento de la isla, así como destinado a albergar actividades para el tráfico de graneles y a captar nuevo tráfico de trasbordo.

Otras de las infraestructuras son el anteriormente citado, Aeropuerto Reina Sofía y el Puerto de Los Cristianos, que debe ser acondicionado con los servicios necesarios para cumplir con su función y condiciones de acceso adecuadas, acorde en su entorno urbano como parte de un área turística de la isla solventando los problemas que se presentan al atravesar el núcleo urbano existente.

En relación a la política industrial de la zona, ésta cuenta con varios polígonos, como son el de las Chafiras, el del Valle de Güimar, el de Llanos del Camello, el de Granadilla, entre otros. Para los cuales, se necesita una renovación cuyas infraestructuras de viales, energéticas y de comunicaciones no se ajustan, en su mayoría a los requerimientos del sector.

Por ende, el sur necesita, que se optimicen los recursos que permitan elevar la calidad de  nuestra oferta a niveles de excelencia, basado en el apoyo a la innovación y la sostenibilidad, exigiendo políticas activas de apoyo a la creación de empleo y la consecución y/o finalización de las obras públicas que faciliten la inversión y estimulen el crecimiento económico de la comarca sur.