El precio del petróleo ha continuado con su tendencia alcista, favorecido por el descenso de los inventarios en Estados Unidos, aunque el incremento del precio ha sido más suave que en los meses precedentes, situándose el crudo Brent en 47,8 $/barril de media. No obstante, aún se mantiene un 21% inferior al precio de junio de 2015. En los últimos días de junio y en los primeros de julio, el precio se ha orientado a la baja por las incertidumbres tras el “Brexit” y la reapertura de algunos oleoductos en Nigeria.

Destacar que la demanda de energía eléctrica en España se recuperó en 2015 tras cuatro años consecutivos de descenso alcanzando los 262.931 GWh. En concreto, la demanda bruta registró un crecimiento del 1,9% respecto al 2014. El sector industrial, que representa alrededor del 30% de la demanda, registró un incremento del 2,9%, mientras que el sector servicios (13% de la demanda) apenas aumentó en un 0,3%.

En cuanto a la generación eléctrica, las energías renovables mantienen un papel destacado, aunque su participación desciende al 36,9%, (42,8% en 2014) debido a la variabilidad de las producciones hidráulica y eólica. Por otra parte, se ha producido un incremento significativo en generación con carbón (un 23,8%) y ciclo combinado (un 18,7%) respecto al año anterior.

La CNMC publicó la liquidación provisional 4/2016 del sector eléctrico, donde se recoge que el desajuste provisional de los ingresos registrado en la liquidación 4/2016 es de 1.296,3 M€.

La demanda en consumo registrada (61.815 GWh) ha sido un 1,0 % inferior al valor promedio observado en años anteriores, desviándose los ingresos por peajes de acceso (3.754,5 M€) un 2,6 % superiores al valor promedio histórico.

La cantidad destinada a la retribución de renovables, cogeneración y residuos se sitúa en 2.105,9 M€, cifra inferior (-6,1%) a lo esperado para esta liquidación.

El coste del servicio de interrumpibilidad se sitúa en 2,28 millones de €, conforme establece la disposición primera de la orden IET/2013/2013. Destacar que se registrado un ingreso de 9,1 M€ por la diferencia entre el coste asociado al servicio de interrumpibilidad prestado por proveedores del servicio en sistemas no peninsulares y los ingresos que resultan de aplicar la demanda de los sistemas no peninsulares el mismo coste de la energía del mercado peninsular.

La compensación extrapeninsular correspondiente a abril de 2016 alcanza los 98,9 M€, con un coste total provisional de 142,4 M€. Dicho coste se sitúa un 19,1 % por debajo de la media histórica de los últimos 4 años.