Gabinete de transición Ecológica

Gabinete de transición Ecológica

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno del Gobierno de Canarias presentó el 20 de diciembre la Estrategia de Acción Climática, que tiene por objeto establecer, a largo plazo, el conjunto de medidas en que se concreta la contribución del Archipiélago al cumplimiento de los compromisos en materia de acción climática.

El Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética de Canarias define el marco de planificación en acción climática de Canarias, que se llevará a cabo a través de dos estrategias: la Estrategia Canaria de Acción Climática y la Estrategia Canaria de Transición Justa y Justicia Climática.

La Estrategia Canaria de Acción Climática es el instrumento marco de planificación regional en materia de acción climática de la Comunidad Autónoma de Canarias, que a su vez será desarrollada a través del Plan Canario de Acción Climática, los planes de acción insulares y municipales para el clima y la energía y el Plan de Transición Energética de Canarias.

Este modelo establece cinco Objetivos Estratégicos: la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y fomento de la absorción de carbono; la mejora de la eficiencia energética; la implantación de energías renovables; la movilidad sostenible y el transporte de emisiones contaminantes directas nulas y la adaptación y resiliencia.

Estos objetivos, que se dividen en Líneas Estratégicas, constituyen el marco en el que se ubicarán las medidas y actuaciones que se concretarán a través del Plan Canario de Acción Climática y el Plan de Transición Energética de Canarias.

Las empresas canarias alinean estrategias ante el desafío del cambio climático con el objetivo de llegar en 2040 a la neutralidad en la emisión de gases de efecto invernadero, para lo que es necesario implicar a la sociedad, incluyendo el sector económico empresarial.

Las pequeñas y medianas empresas tienen a su alcance un conjunto de medidas para sumarse a la lucha contra el cambio climático, desde acciones de sensibilización dentro y fuera de la organización (con vídeos, talleres, premios, alianzas ); pasando por una definición de prioridades que identifique sus impactos negativos sobre el clima, así como sus oportunidades para generar acciones positivas; o el diseño de una estrategia con objetivos climáticos que sean medibles y, con la misma importancia, que sean comunicables.

Efectos del cambio climático en la economía

Peligros del cambio climático para la economía mundial

El aumento de la temperatura de los últimos 7 años ha sido de 1,2º , por encima del nivel preindustrial.

Este aumento de las temperaturas tendrá 5 graves consecuencias económicas:

  • 1º Aumento de las desigualdades
  • 2º Destrucción de capital y riqueza
  • 3º Aumento de precios de los alimentos
  • 4º Conflictos geopolíticos
  • 5º Reducción del PIB Global

En esta ley existe un deber de colaboración y responsabilidad para consecución de la series de medidas adoptadas a partir de esta, y afecta tanto a las Administraciones Públicas como a las empresas y particulares.

En relación con la emisión de gases efecto invernadero, las empresas sometidas al régimen de comercio de emisiones deberán cumplir las obligaciones derivadas del Registro Canario de la Huella de Carbono y podrán compensar sus emisiones a través del establecimiento en suelo canario de sumideros naturales de dióxido de carbono.

Para las empresas NO sometidas al régimen de comercio de emisiones, el Gobierno establecerá mecanismos de compensación de emisiones para estas mediante la participación o aportación a proyectos de absorción de CO2, tales como la adecuada recuperación, protección o gestión de ecosistemas.

En cuestión de políticas energéticas La Administración colaborará con los distintos agentes del sector para el desarrollo del potencial de la producción distribuida o concentrada, almacenamiento, gestión de vehículos y distribución, generando un mercado eléctrico competitivo.

Los titulares de las instalaciones de generación de todas las modalidades de autoconsumo de energía eléctrica deberán proporcionar información sobre sus instalaciones y sobre los procesos de intercambio energético.

En todas las edificaciones e instalaciones, cualquiera que sea su titularidad, se implantará el consumo de energía renovable de manera progresiva.

Para contratos de proyectos de obra, cuando la empresa contrate con la Administración, debe tener en cuenta una serie de premisas:

  • Se incluirán condiciones o requisitos que garanticen niveles de autosuficiencia a la obra.
  • Se maximizará el potencial de producción energética de los espacios públicos utilizados.
  • Se emplearán materiales y técnicas de construcción sostenibles.
  • Será de obligado cumplimiento el aporte, siempre y cuando la naturaleza del proyecto así lo requiera, de la siguiente documentación:
    • Ficha de la aplicación informática
    • Certificado de Eficiencia Energética
    • Estudio de Gestión de Residuos

Por otro lado, para contratos de ejecución de obra es necesario el empleo de Residuos de Construcción y Demolición, así como otros residuos que sean susceptibles de ser empleados en la ejecución de las obras, siempre que sea posible y la naturaleza de la obra lo permita, en cuyo caso deberá justificarse el no empleo de los mismos.

Los planes de gestión de residuos deberán maximizar de forma justificada la reutilización de los mismos.

Al margen de los contratos ya vistos, La Administración también tendrá en cuenta los siguientes puntos:

Para valorar las ofertas económicas de arrendamiento o la adquisición de inmuebles, incluirán necesariamente la cuantificación económica del consumo energético correspondiente a su calificación energética.

Únicamente podrán licitar a adquisición o el arrendamiento de turismos, motocicletas, furgones y furgonetas cuyo sistema de propulsión no utilice combustibles fósiles siempre que esto sea posible.

La licitación de contratos para la organización de eventos y actos públicos de carácter social, cultural, deportivo o de naturaleza similar incorporarán en los correspondientes pliegos los criterios de sostenibilidad, reducción de emisiones y residuos asociadas a los mismos.

En los contratos de servicios de hostelería, catering, restauración y de suministros de carácter alimentario se promoverán los criterios de adjudicación que inciden en el origen ecológico, la proximidad, desperdicios alimentarios y la eficiencia energética y de recursos.

Para finalizar, Las Administraciones y demás entes públicos garantizarán que los contratos de suministro eléctrico que estas liciten sean de energía certificada de origen renovable.

La Administración solamente podrá adquirir productos, servicios y edificios que tengan un alto rendimiento energético, en la medida en que ello sea coherente con la rentabilidad y la viabilidad económica.

En cuanto a las políticas de transporte y movilidad sostenible para vehículos terrestres, los grandes centros generadores de movilidad públicos y privados deberán introducir planes de movilidad sostenible para sus trabajadores, clientes y usuarios. Este deberá ser elaborado y coordinado en su aplicación por quien tenga en cargada la gestión del centro. Sino existiera, dichas funciones serán asumidas por el Ayuntamiento en el que se ubique. En caso de ubicarse en más de un municipio, o que sean centros de competencia insular, dichas funciones serán asumidas por el Cabildo insular que corresponda.

Los aparcamientos de titularidad privada abiertos al uso público, cuando estos dispongan de más plazas de las que se determinen en la Estrategia Canaria de Acción Climática, deberán reservar para uso exclusivo de vehículos de bajas o nulas emisiones un porcentaje adecuado y suficiente de aquellas, que se incrementará progresivamente.

Las empresas de alquiler de vehículos deberán contar exclusivamente con flotas con emisiones contaminantes directas nulas en un plazo máximo de 15años.

También, las universidades públicas y privadas de Canarias deberán establecer planes de escalonamiento horario del comienzo y terminación de las actividades que permitan reducirla intensidad del tráfico generado por aquellas actividades.

Las empresas de transporte de mercancías por carretera deberán adoptar las medidas necesarias para la progresiva sustitución de los vehículos más contaminantes por aquellos. que utilicen tecnologías de impulsión más limpias que las tradicionales. Si tienen una flota superior a lo que se determine en la Estrategia Canaria de Acción Climática, deberán elabora un plan de transición energética para la progresiva sustitución de los vehículos con el objetivo de alcanzar las cero emisiones, siempre que existan en el mercado los vehículos requeridos con las prestaciones tecnológicas adecuadas. Además, se deberá incluir en estos planes incitativas sobre la reducción de emisiones.

Para el transporte marítimo el Gobierno adoptará medidas para la reducción paulatina de las emisiones generadas por el consumo de combustibles fósiles de los barcos y sus dispositivos auxiliares, y también para la mitigación de los efectos derivados de la descarga por los buques de agua de sentina, agua de lastre, aguas residuales u otro tipo de vertidos. Además. se realizará un control de la entrada, en los puertos de titularidad autonómica, de barcos que utilicen combustibles fósil es altamente contaminantes y no tengan instalados sistemas de filtros de partículas y catalizadores de óxidos de nitrógeno, pudiendo recabar la información necesaria al respecto, a los efectos de su inscripción en el Registro Canario de Huella de Carbono.

Las políticas sectoriales se aplican a los sectores del Turismo, Ganadería y Agricultura, Pesca y Acuicultura, Industria y Diseño y Recursos Hídricos.

Turismo

Aquellas instalaciones hoteleras y extrahoteleras , así como de los equipamientos turísticos complementarios, con un número de camas, capacidad alojativa o tamaño superior a lo que se determine en la Estrategia Canaria de Acción Climática, deberán elaborar un plan de transición energética dirigido a minimizar la huella de carbono que generan y articular las medidas necesarias para que la misma sea cero o negativa.

Los titulares de las explotaciones turísticas alojativas, no alojativas y complementarias tendrán la obligación de inscribirse en el Registro Canario de Huella de Carbono.

Ganadería y Agricultura

Las explotaciones agrícolas y ganaderas con un tamaño superior a lo que se determina en la Estrategia Canaria de Acción Climática deberán elaborar un plan de transición energética dirigido a minimizar la huella de carbono que generan y articular las medidas necesarias para que la misma sea cero o negativa.

Los titulares de las explotaciones y actividades agrícolas y ganaderas tendrán la obligación de inscribirse en el Registro Canario de Huella de Carbono.

Pesca y Acuicultura

Las explotaciones y actividades pesqueras y de acuicultura con un tamaño superior a lo que se determina en la Estrategia Canaria de Acción Climática deberán elaborar un plan de transición energética dirigido a minimizar la huella de carbono que generan y articular las medidas necesarias para que la misma sea cero o negativa.

Los titulares de las explotaciones y actividades pesqueras y de acuicultura y las actividades relacionadas que determine la Estrategia Canaria de Acción Climática tendrán la obligación de inscribirse en el Registro Canario de Huella de Carbono.

Industria y Diseño

Las actividades industriales y de comercio con un tamaño superior a lo que se determine en la Estrategia Canaria de Acción Climática deberán elaborar un plan de transición energética dirigido a minimizar la huella de carbono que generan y articular las medidas necesarias para que la misma sea cero o negativa.

Las actividades industriales y de comercio que se determinen en la Estrategia Canaria de Acción Climática tendrán la obligación de inscribirse en el Registro Canario de Huella de Carbono.

Recursos Hídricos

Las actividades vinculadas a la gestión de los recursos hídricos con una gestión superior a lo que se determine en la Estrategia Canaria de Acción Climática deberán elaborar un plan de transición energética dirigido a minimizar la huella de carbono que generan y articularlas medidas necesarias para que la misma sea cero o negativa.

Las empresas que, conforme el apartado anterior, determine la Estrategia Canaria de Acción Climática, tendrán la obligación de inscribirse en el Registro Canario de Huella de Carbono.

Dentro del régimen sancionador habrá inspecciones por parte de los funcionarios por lo que los responsables de las actividades consumidoras de energía estarán obligados a permitir al personal de los organismos de control el acceso a sus instalaciones y a facilitarles la información y la documentación necesarias.

Serán ellos mismos los responsables ante cualquier infracción por acción u omisión estipulada en la ley.