Fepeco rechaza el bloqueo de Madrid al Puerto de Fonsalía

Ante la noticia desvelada por el Consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias en el Parlamento Regional, en cuanto a que la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar (Costas para nosotros, los administrados) había emitido a finales del año pasado un informe desfavorable a la adscripción al Gobierno de Canarias de la parte de dominio público marítimo terrestre necesaria para la construcción del Puerto de Fonsalia, FEPECO quiere manifestar su más enérgico rechazo al contante bloqueo de inversiones e iniciativas productivas para Tenerife, por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, que una vez más, demuestra su total desconocimiento de nuestra realidad y desinterés a las demandas en dotación de infraestructuras para la isla.

En España el Dominio Público Marítimo-Terrestre es competencia exclusiva del Estado y en particular de Costas y para que cualquier administración autonómica o ente público pueda acometer o concesionar actuaciones en ese dominio, es indispensable que haya obtenido previamente la preceptiva transmisión demanial o dominical del mismo. Por ello el Gobierno de Canarias, había solicitado al Estado esa transmisión de dominio necesaria para poder acometer las obras del Puerto de Fonsalía. Ahora se ha hecho público que Costas ha denegado esa transmisión de dominio.

Las cifras de pasajeros del puerto de Los Cristianos y la recaudación que lleva aparejada, parece ser que es lo único que importa a la Administración Central y Puertos del Estado no quiere perder los cuantiosos ingresos que suponen, sin importarle lo más mínimo las molestias, retrasos y perdidas económicas que están generando los atascos del tráfico terrestre en el puerto, en el pueblo de Los Cristianos y en todo su entorno turístico. El Puerto de Fonsalía, eliminaría estos inconvenientes.

Oscar Izquierdo presidente de FEPECO es contundente al señalar que: “a nadie se le oculta la importancia de tener un puerto operativo y eficiente en la costa oeste de Tenerife para las comunicaciones con La Gomera, La Palma y El Hierro. Es la conectividad marítima deseable. Se podría analizar hasta su tamaño óptimo, pero nunca la posibilidad de no construirlo. Costas, una vez más, actúa como fiel guardián de los intereses económicos del Estado, frente a los intereses de los administrados canarios y de las necesidades en equipamientos públicos necesarios para fortalecer nuestra economía y el bienestar social. No valoran ninguna otra circunstancia, sino mantener el rédito que obtienen del Puerto de Los Cristianos. En nuestro inflacionario marasmo legal, parece que es fácil encontrar excusas legales para cualquier cosa y sobre todo, para frenar iniciativas productivas en Tenerife. Lo realmente cierto es que el Estado, con la inestimable colaboración de Costas, ni hace el puerto, ni deja que otros lo hagan. Se ha convertido, una vez más, en el perro del hortelano”.

Entre el bloqueo constante del Gobierno de Pedro Sánchez a todo lo que signifique apostar por Canarias y especialmente por Tenerife; la inoperancia que sufrimos de las administraciones canarias y el interés sospechoso de los ecologistas y políticos “noistas” que obstaculizan maliciosamente cualquier infraestructura en la isla; está claro, que Tenerife no puede avanzar y progresar económica y socialmente. FEPECO hace un llamamiento a la Sociedad Civil tinerfeña para que levante la voz y adopte iniciativas unitarias ante este nuevo atropello y solicita especialmente a los socialistas canarios y tinerfeños que defiendan ante sus compañeros en Madrid, lo que es imprescindible para el desarrollo sostenible de la isla.