Estrategia de diagnóstico, vigilancia y control en la fase de transición de la pandemia de covid-19

Indicadores de seguimiento. Ministerio de Sanidad. 07/05/20

Introduce modificaciones en el manejo de contactos, definiciones y, por tanto, en la realización de  pruebas diagnósticas.

Entre otras cuestiones, destacan:

–        El objetivo de la vigilancia en la etapa de transición es la detección precoz de cualquier caso que pueda tener infección activa y que, por tanto, pueda transmitir la enfermedad.

–        La detección precoz de todos los casos compatibles con COVID-19, pasa por reforzar los equipos de profesionales de la Atención Primaria garantizando la capacidad diagnóstica y de manejo de casos desde este nivel.

–        A todo caso sospechoso de infección por el SARS-CoV-2 se le realizará una PCR (u otra técnica de diagnóstico molecular que se considere adecuada) en las primeras 24 horas.

–        En general, los test rápidos no deben usarse para el diagnóstico ni para la toma de decisiones clínicas, hasta que esté disponible la evidencia que respalde su uso para estas indicaciones.

–        Las autoridades sanitarias podrán también plantear estrategias de cribado en colectividades mediante el uso de PCRs o técnicas similares de diagnóstico molecular ya sea de forma individual o con técnicas de pooling.

–        El documento actualiza definiciones para Contacto Estrecho y tipos de Casos:  Caso sospechoso, Caso confirmado con infección activa, Casos probables, Casos descartados y  Casos con infección resuelta.

–        Se introducen novedades en cuanto a la identificación y actuación de los contactos estrechos.

El desarrollo de lo dispuesto en esta Estrategia se llevará a cabo por las Comunidades Autónomas, que ya están publicando resoluciones que completan la misma para la realización de pruebas diagnósticas.

Enlace a Documento