1500 empresas canarias deberán tener un buzón de denuncias anónimas y desde esta semana será obligatorio en aquellas de más de 250 trabajadores, mientras que las que tienen entre 50 y 250 empleados en plantilla, deberán ponerlo en marcha antes del 1 de diciembre.

Desde la patronal Tinerfeña se informa que este canal anónimo que informa sobre irregularidades o malas prácticas dentro de las compañías, ya está operativo en muchas de ellas y que desde la confederación se sigue trabajando en el asesoramiento en las mismas, para implantar este tema de obligado cumplimiento y evitar en algunos casos, denuncias “de mala fe” con coste reputacional.