Compañía Cervecera de Canarias amplía su línea de producción con la internacional Stella Artois

Compañía Cervecera de Canarias da un paso más en la ampliación de su línea de producción con la fabricación de la cerveza internacional, de origen belga, Stella Artois, una iniciativa que ha supuesto una inversión próxima a los tres millones de euros. De esta forma, se garantiza una producción con los estándares de calidad de la marca, que está considerada la cerveza Lager Premium belga más vendida en el mundo.

Pese a la relevancia que las marcas locales tienen en la actividad de la entidad, con esta acción la compañía quiere ir más allá y avanzar en la diversificación de su familia de cervezas con el fin de satisfacer las necesidades de un consumidor cada vez más exigente.

En esta línea, Compañía Cervecera de Canarias acaba de incorporar, además, cinco nuevas marcas internacionales a su catálogo de distribución, situándose como la empresa con el portafolio de cervezas más amplio de Canarias, sumando un total de 32 variedades diferentes, frente a las dos marcas con las que contaba hace 40 años.

En estos momentos, una veintena de marcas son de elaboración propia, entre las que se encuentran las diferentes variedades de Dorada, Tropical y la artesanal Caraperro, a las que se añade ahora Stella Artois. Con ellas, se incide en cubrir la demanda del consumidor canario, aportar nuevas experiencias y potenciar el maridaje gastronómico.

A la oferta canaria se suma una decena de marcas internacionales, entre las que se encuentra, además de la producción de Stella Artois, la distribución de Budweiser, Corona, Becks, Leffe, Franziskaner, Modelo Especial, Modelo Negra y Pacífico y otras bebidas como Red Bull y la sidra Kopparberg.

De las nuevas incorporaciones, Stella Artois representa un hito significativo ya que producirla en Canarias implica reproducir el método de elaboración de una tradición cervecera de más de 600 años.

Dentro de las cervezas belgas, Compañía Cervecera de Canarias ha sumado también a su distribución Leffe, marca fiel a la receta desarrollada en 1240 por los monjes de la Abadía de Leffe.

Con el sabor de México

Otra de las incorporaciones viene de la mano de la mexicana Corona, la primera marca internacional en el segmento premium y super premium en más de 45 países.

De aroma afrutado, suave y refrescante, está vinculada a la práctica de surf, deporte del que es patrocinador de la Liga Mundial.

Entre las nuevas marcas figura también Budweiser, la lager americana por excelencia, que, desde sus inicios en 1876 en Missouri, no ha cambiado su receta.

Esta cerveza cuenta entre sus peculiaridades la elaboración con un proceso de doble fermentación, el más largo y costoso del mundo, que incluye el reposo entre virutas de madera de haya, a lo que se suma ingredientes de alta calidad que dan lugar a un cerveza fresca, chispeante, suave y de fácil digestión.

Las alemanas Franziskaner y Becks completan el catálogo de nuevas marcas. En el caso de la primera, es una de las cervezas germanas más antiguas y la variedad de trigo más consumida en España.

Por su parte, Becks, icono de modernidad y calidad suprema en Alemania, sigue manteniendo desde 1874 sus atributos conforme a la ley de pureza de ese país.