El uso eficiente del agua es una de las prioridades de sostenibilidad en las que viene trabajando Compañía Cervecera de Canarias, lo que ha propiciado que en los últimos siete años haya reducido su consumo en un 20%, situándose en estos momentos una cantidad equivalente al gasto de 667 hogares canarios.

Esta línea de actuación se enmarca dentro del compromiso de la entidad por la utilización sostenible de uno de los recursos finitos más importantes, como es el agua, en línea con los planteamientos defendidos por Naciones Unidas, que mañana celebra el Día Mundial del Agua.

Compañía Cervecera es consciente de la reducción que está experimentado este recurso por los efectos del cambio climático y en este sentido aboga por asegurar un suministro de agua limpio y fiable a través de una gestión lo más eficiente posible de una materia prima que cobra un papel protagonista en la elaboración de cerveza.

A lo largo del pasado ejercicio se puso en práctica un plan de acciones concretas para optimizar el uso de agua, que permitió reducir un 3% el consumo específico de agua, anotando un consumo de 3,91 hectolitros de agua por hectolitro de cerveza producido. Este dato mejora el del año anterior, en el que el consumo fue de 4,03 hectolitros de agua por hectolitro de cerveza.

Esta tendencia a la baja del consumo ha sido posible gracias a las medidas que se han ido implantando para la optimización de los ciclos de tratamiento de agua, así como para la mejora de la medición de la calidad del agua tratada.

Entre las medidas incorporadas se suma la instalación de un analizador de consumo de vapor en la tina de ebullición, la recuperación del vapor de la citada tina para el calentamiento del agua del tanque de energía, así como la adquisición de nuevos contadores para una medición más detallada.

A esto se sumó, además, la puesta en marcha de una nueva instalación de agua sin tratar para las labores de limpieza en el área de envasado.

De cara a avanzar en una mejor utilización del agua, Compañía Cervecera sigue trabajando en otros aspectos como la mejora de la calidad del agua entrante y de la automatización del filtro de cerveza para reducir el consumo de dicho recurso.

La modulación del índice de alcalinidad del agua tratada y la eliminación del tratamiento previo a calderas para reducir el consumo de agua son otros de los aspectos que figuran entre los objetivos prioritarios en este área.

Asimismo, Cervecera de Canarias tiene previsto la sustitución de la torre de refrigeración de agua por un modelo más eficiente, así como la optimización del consumo de agua en calderas de vapor.