En la reunión del Consejo Asesor del Presidente del Gobierno de Canarias que tuvo lugar este fin de semana, el Presidente de la patronal tinerfeña expresó su gratitud por el retorno a la «senda de la transparencia» a la vez que destacó la preocupación empresarial sobre los presupuestos y la fata de reducción impositiva, particularmente en relación con la bajada general del IGIC del 7 al 5%, si bien ha comentado que ha habido un compromiso para incluirla cuando el presupuesto del Estado esté aprobado.

CEOE Tenerife otorga un voto de confianza  para la gestión presupuestaria. Además, subrayó la necesidad de aplicar con eficiencia el gasto público, especialmente en áreas críticas como el envejecimiento de la población y la inversión en sanidad y educación. Alfonso hizo un llamamiento para trabajar en fórmulas sostenibles que optimicen la gestión de recursos y evitar aumentar la presión fiscal en una economía donde el Estado desempeña un papel significativo. La meta es encontrar soluciones que beneficien a la comunidad empresarial y a la población en general.