Tenerife precisa mejores y modernas infraestructuras sanitarias

 

FEPECO, Federación Provincial  de Entidades  de  la Construcción  de  Santa  Cruz de  Tenerife  y el  COMTF,  Colegio  Oficial  de  Médicos  de  Santa  Cruz  de Tenerife,  han  mantenido  una  reunión  para  valorar  como se  encuentran  en  este  momento las  infraestructuras  sanitarias  de la isla  y  encontrar  posibles  soluciones  que  mejoren  su estado  actual. La Patronal de la industria de la construcción, respalda las peticiones del presidente del COMTF, Rodrigo  Martín, en la que se demanda un trato equilibrado en cuanto a la dotación  de infraestructuras sanitarias entre las dos provincias.  Rodrigo Martín, lamentó que los hospitales del Norte y del Sur de Tenerife, no están funcionando a pleno rendimiento. Además, remarcó que, técnicamente, no se puede hablar de hospitales. El hospital del Norte, solo tiene un Centro de Atención Especializada (CAE) y un servicio de Urgencias para pacientes con carácter ambulatorio, mientras que el hospital del Sur, dispone de un CAE y unas camas socio-sanitarias (para personas de la tercera edad o enfermos de larga duración), pero carece de camas sanitarias de agudos y quirófanos.

Por su parte, el presidente de FEPECO, Óscar Izquierdo, destacó el desequilibrio existente hoy en día en infraestructuras sanitarias entre las islas capitalinas. En Tenerife, no se han hecho más que parches. Proponemos terminar los hospitales del Norte y del Sur (hospitales comarcales), y la creación de un nuevo hospital  (de referencia) en la zona metropolitana, lo que permitiría destinar el HUC o la Candelaria, para camas socio-sanitarias y enfermos de larga estancia y así cubrir la demanda existente.

En este sentido, Rodrigo Martín afirmó que una cama de atención sanitaria (de agudos), tiene un coste mínimo de unos 650 €. /cama/día., mientras que una cama socio-sanitaria, son unos  50  €./cama/día (¡trece veces menos!). Una habitación en un hotel de tres/cuatro estrellas, oscila alrededor de 100 €. /día.

Por último, ambos presidentes explicaron que el nuevo hospital de referencia, tiene que ser un objetivo irrenunciable por parte de las distintas administraciones locales, insulares y autonómicas, además debe ser una instalación digna, moderna, con espacios verdes y una cómoda y rápida accesibilidad para todos los usuarios.

Uno de los parámetros más relevantes para valorar la calidad de vida de los ciudadanos en un territorio determinado es la atención y los equipamientos sanitarios, Tenerife actualmente tiene un déficit significativo, por lo que tiene que ser preferente una mayor disponibilidad de la Consejería de Sanidad para que los ciudadanos de Tenerife no se vean discriminados por falta de instalaciones y la imposibilidad de una atención sanitaria digna. Las dos entidades valoran la capacidad de diálogo del Consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias José Manuel Baltar, por lo que se muestran esperanzados en encontrar soluciones viables.