Las empresas demandan más personal cualificado en Canarias

Más de 225.000 personas sin trabajo en Canarias es la cifra oficial que registraba el Ministerio de Empleo recientemente. Sin embargo, cientos de puestos de trabajo se quedan sin cubrir porque falta personal cualificado. Para dar respuesta a ese desajuste entre la oferta y la demanda, Femete recuerda que los organismos públicos ofrecen herramientas de formación a medida para que las empresas, pymes y micropymes puedan cubrir las necesidades de sus plantillas y que no se vean afectadas en su productividad.

Uno de esos instrumentos son los certificados de profesionalidad que se imparten en Femete con unos altos porcentajes de inserción laboral: el 61,60% de las personas sin empleo que allí se forman consigue un puesto de trabajo en un año, según confirma el Observatorio Canario del Empleo y la Formación Profesional (Obecan) con datos obtenidos en 2016 a través del cruce con los contratos a fecha de un año desde la finalización de la acción formativa, y sin contabilizar a quienes se dieron de alta como autónomos/as.

Cursos con el 81% de inserción laboral

Los certificados de profesionalidad que ofrece Femete con mejores porcentajes de inserción laboral son los de montaje y mantenimiento de instalaciones, por ejemplo, frigoríficas, eléctricas y de baja tensión, climatización y ventilación extracción o electromecánica de vehículos, que alcanzan una empleabilidad del 81,82%, 77,78%, 75% o 71,43%, respectivamente.

“A pesar del alto índice de inserción de los certificados de profesionalidad que imparte Femete, siguen quedando ofertas sin cubrir en el sector. De ahí la importancia de que las empresas trabajen estrechamente con las entidades que ofrecen formación subvencionada, adecuando los planes formativos a las necesidades reales del mercado laboral, para garantizar el objetivo de acabar con el desempleo y mejorar el sistema productivo y la competitividad de las empresas. Nuestra patronal escucha y atiende esas necesidades, adapta la formación para capacitar al alumnado y cubre el personal técnico que demandan las empresas. Además, disponemos de una agencia de colocación que contribuye decisivamente a la hora de la inserción laboral, gracias también a las cerca de 1.300 empresas asociadas que habitualmente sirven de trampolín para esas personas que formamos. Somos la prueba fehaciente de cómo gestionar los fondos de formación y las políticas de empleo, tanto activas como pasivas, de una forma eficiente y eficaz, gracias a nuestros más de 2.000 metros cuadrados de instalaciones homologadas y un profesorado de prestigio”, resalta el presidente de Femete, Alberto Villalobos.

Otro mecanismo muy eficaz son los proyectos que promueve Femete para dotar a los demandantes de empleo de esa formación “no catalogada” que requieren las empresas para poder contratarlos, y que sin ella no es posible la inserción laboral.

En un año, Femete ha ejecutado 243 cursos para más de dos mil alumnos y alumnas, impartiendo 11.498 horas de formación. Los certificados de profesionalidad son el instrumento de acreditación oficial de las cualificaciones profesionales, con carácter oficial y validez en todo el territorio nacional. Están subvencionados por el Servicio Canario de Empleo, se dirigen prioritariamente a personas desempleadas y cuentan con prácticas en empresas.