Fepeco pide soluciones ante la escasez de áridos

 

FEPECO, Federación Provincial de Entidades de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife, ha expresado la preocupación creciente dentro del sector de la construcción sobre la necesidad de contar con áridos de calidad y en cantidad suficiente para llevar a cabo las obras actuales y cumplir con las perspectivas de futuro en cuanto a inversiones públicas y del sector privado. La patronal pide encontrar soluciones rápidas, eficientes y económicas que den satisfacción a las necesidades que en este momento tiene la isla de Tenerife ante la escasez de áridos.

Desde FEPECO se alerta que a día de hoy la isla no dispone de la cantidad de áridos necesaria para atender el programa de obras públicas y privadas previsto. Es una realidad que hay como un grave problema en la isla, que puede llevar al sector de la construcción a no cumplir con todo el volumen de inversión previsto por las diferentes administraciones por no disponer de la materia prima necesaria, con lo que eso conlleva en cuanto a la paralización en la creación de empleo.  Esta materia prima ha de ser de calidad para dar respuesta a los requerimientos técnicos que desde las administraciones se ponen a los contratistas de cara a que se cumpla con la normativa vigente en materia de hormigón, asfalto, pavimento, etc. Por tanto, nos ponemos a trabajar en la obtención de éstos áridos, o va a ser imposible cumplir con los compromisos.

Los áridos son el producto natural más consumido por el hombre después del agua. Además, es un sector estratégico que provee a la sociedad de un recurso indispensable para su desarrollo económico y social. En Tenerife, las canteras operativas se terminarán en breve, lo que plantea un serio problema para el sector y para la sociedad. En estos momentos, las necesidades anuales de áridos en la isla es superior al medio millón de toneladas, y las previsiones que tenemos es que en un plazo de cuatro o cinco años esta cantidad se duplique. Todo esto sin olvidar que hay una clara voluntad por parte de las administraciones para     buscar y habilitar nuevos puntos de extracción, nuevas canteras, especialmente para los áridos de más calidad, aquellos que se utilizan para hormigón, asfalto, morteros y prefabricados.