Cabildo y patronales se unen para convertir a Tenerife en un referente de movilidad sostenible

 

El presidente del Cabildo Insular de Tenerife, Carlos Alonso, ha presentado hoy la estrategia para “convertir a la Isla en un referente de movilidad sostenible, ampliando los puntos de recarga de vehículos eléctricos. Para ello, seguimos firmes en el compromiso de fomentar su uso por los beneficios que reporta tanto para el medio ambiente como para el conjunto de habitantes de la isla”. Estas acciones cuentan con el apoyo de las patronales Femete, Ashotel y Fredica, junto con otras asociaciones empresariales como Asinelte, Ecogas o Apeca, tal y como ha quedado de manifiesto en el acto que se ha celebrado en la sede de Femete, en La Laguna, y que ha contado con la presencia de dirigentes de las mencionadas patronales, además del director insular de Fomento, Miguel Becerra.

Para el presidente de la Corporación insular, la penetración del coche eléctrico en Tenerife “es fundamental” y por eso ya se trabaja con los concesionarios de estos vehículos, así como con el Gobierno de Canarias y con algunos distribuidores de combustibles. “La falta de puntos de recarga rápida, dificulta que en la Isla se desarrollen de una manera más expansiva los vehículos eléctricos por lo que se está seleccionando dónde ubicar los puntos estratégicos y cómo debe ser el sistema de recarga”, indicó Carlos Alonso, quien adelantó que el objetivo es que, antes de final de año, se pueda contar con una red básica de puntos de recarga.

Por su parte, el presidente de Femete, Alberto Villalobos, valoró el trabajo del Cabildo y la implicación de las administraciones públicas y aseguró que, desde la Federación, “pondremos todos los medios para colaborar en el fomento del vehículo eléctrico”. Villalobos recordó que el objetivo es que de cuatro a seis años se pueda duplicar el número de este tipo de vehículos, lo que supondría llegar al 2,5% del parque automovilístico en la Isla.

Durante la presentación, el presidente Carlos Alonso explicó que otra de las acciones destacadas de la estrategia insular ha sido la adquisición, a finales del pasado año, de cinco vehículos no contaminantes, una iniciativa que surge como resultado de un acuerdo unánime adoptado por los grupos políticos del Cabildo en marzo de 2015 y que establecía la elaboración de una estrategia para impulsar la implantación de vehículos no contaminantes en la Isla.

Dentro de esta estrategia, se trabaja con los concesionarios de este tipo de vehículos, así como con el Gobierno de Canarias y con algunos distribuidores de combustible. En esta línea, se han rubricado acuerdos con la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE) y con la Asociación de Instaladores Eléctricos y de Telecomunicaciones de Tenerife (Asinelte) para instalar nuevos puntos de recarga que se sumarían a los ocho que ya se encuentran en el intercambiador de guaguas de Santa Cruz, cuatro en el de La Laguna y uno en el Parador de las Cañadas del Teide. Además, hay otras disponibles dentro de las cocheras del tranvía para uso de su flota de vehículos eléctricos.

Asimismo, el pasado mes de julio, el Consejo de Gobierno decidió tomar en consideración el establecimiento de una red de puntos de recarga de vehículos eléctricos. El Cabildo entiende que para que se active con eficacia la penetración de este vehículo, se tiene que desarrollar una primera fase de la red de recarga rápida. El objetivo es disponer antes de final de que finalice el año de 14 puntos: cinco urbanos, (ubicados tres en el entorno del área metropolitana y dos a ambos lados del entramado turístico del Sur) tres, en los accesos al parque Nacional del Teide y seis, interurbanos asociados al anillo insular.

Otro de los aspectos en los que está trabajando el Cabildo es la instalación de enchufes de recarga en comunidades de propietarios. Las personas que tienen un garaje particular en su casa no tienen ningún problema en poner un enchufe pero la situación se complica a medida que los garajes son comunitarios porque hay que estudiar de donde se toma la conexión propia. Esto es precisamente en lo que se está trabajando con el Gobierno de Canarias. En el desarrollo de la normativa y las ayudas que permitieran en edificios con muchos garajes trasladar las tomas de corriente individual y que permitieran tener los puntos de enganche a cada uno de los aparcamientos y con cargo a su contador.

En este sentido se ha venido realizando un esfuerzo para que distintos sectores, principalmente fabricantes de vehículos y gestores de los puntos de recarga, aporten fondos para complementar la subvención del Plan Movea que consiste en un programa de ayudas para la adquisición de vehículos con energías alternativas que, en el caso de los turismos, ascenderán a 500 euros. El programa, que también recoge aspectos relacionados con la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, se enmarca dentro de la Estrategia de Impulso del Vehículo con Energías Alternativas impulsada en 2014 y que tiene vigencia hasta 2020.

Propuestas ciudadanas

A comienzos del pasado mes de agosto, el Cabildo, a través del área de Acción Social y Atención Ciudadana, abrió en su plataforma de participación ciudadana (www.heytenerife.es) la posibilidad de hacer propuestas a la creación de una red insular de puntos de recarga rápida de vehículos eléctricos destinada a poner en valor los factores diferenciales de la Isla para lograr el máximo rendimiento de la movilidad eléctrica como medio para el crecimiento económico y desarrollo social. Los ciudadanos podrán reflejar su opinión, sugerencia y aportación al respecto hasta el próximo 30 de septiembre.

El presidente de la Corporación insular, Carlos Alonso, ha destacado la importancia que tiene esta propuesta al tratarse de “una apuesta sólida para continuar favoreciendo la expansión y avance” en Tenerife. De forma complementaria, ha reconocido que el Cabildo está analizando la “posibilidad de desarrollar un modelo energético insular”, con el fin de determinar la viabilidad de que Tenerife pueda abastecerse de energía renovable para lograr el mayor porcentaje posible con el techo ideal del 100% renovable. No obstante, se proporcionará información al respecto más adelante.

Durante el debate sobre el estado de la Isla, celebrado a finales del pasado mes de julio, el presidente presentó un conjunto de proyectos entre los que destaca la creación de una red de puntos de recarga eléctrica que hagan de Tenerife una isla recargable para los vehículos eléctricos que actualmente circulan.

Entre los objetivos del programa figuran: incrementar la penetración de vehículos eléctricos en las flotas de titularidad de las administraciones públicas; aumentar los vehículos eléctricos en las flotas de las empresas de alquiler de vehículos; disponer de un número de puntos de recarga al final del período de 415 y 200 cargadores urbanos para uso público y alcanzar un grado de penetración de este medio de transporte sobre el parque de la Isla de al menos el 2,5% sobre las nuevas matriculaciones, entre otras medidas.